Si es importante para usted, también lo es para nosotros.


Como segundo exportador mundial de pescados y mariscos, tenemos un deber de cuidado para con nuestros consumidores. Esta es, de hecho, una responsabilidad que nos tomamos muy en serio.            

Somos conscientes de que la preocupación por la seguridad alimentaria a nivel global es cada vez mayor, y por eso proporcionamos a nuestros consumidores toda la tranquilidad mediante nuestro enfoque diligente y abierto hacia este tema.

Además de cumplir la normativa internacional, Noruega cuenta con un estricto sistema nacional propio a través del cual supervisa todos y cada uno de los aspectos de la cadena alimentaria.

Noruega sigue a rajatabla la legislación de la UE en materia alimentaria y fue uno de los primeros países en introducir un sistema de trazabilidad para el pescado. Gracias a él, podemos saber con exactitud de dónde procede el bacalao que va a servir en su mesa.            

A nivel nacional, es el Ministerio de Comercio, Industria y Pesca quien se encarga de todo lo relacionado con la trazabilidad, desde la infraestructura de transporte marítimo de Noruega hasta la salud y bienestar de nuestras poblaciones.            

La Agencia de Seguridad Alimentaria de Noruega asesora al Ministerio y es responsable de la gestión de las cuestiones de seguridad alimentaria. Juntos, estos dos organismos contribuyen a garantizar que los pescados y mariscos de Noruega son seguros para su consumo y que nuestros mares continúan ofreciendo un hábitat saludable para las poblaciones.

El compromiso de Noruega

Dado que los pescados y mariscos son nuestro segundo producto de exportación tras el petróleo, es crucial para nuestra economía que sigamos cumpliendo, cuando no superando, las normas internacionales en materia de calidad y seguridad. Al asegurarnos de que todos trabajamos con el mismo nivel de exigencia en nuestra cadena alimentaria, protegemos la calidad y seguridad de nuestros productos. Esta colaboración le garantiza la máxima confianza sobre el origen del bacalao noruego.

Fisherman standing in the door of the wheel house

Trabajamos juntos

Nuestro sistema de vigilancia requiere que cada organización –la NFSA, el Ministerio de Comercio, Industria y Pesca, las organizaciones comercializadoras de los pescadores, el NSC y el IMR– cooperen entre sí para garantizar la consecución de nuestros objetivos de seguridad y calidad.             

Al trabajar juntos, podemos analizar el proceso de producción en su totalidad –desde los barcos hasta las mesas– para garantizar la seguridad alimentaria. Obtenga más información sobre cómo los organismos de nuestro sector garantizan la seguridad alimentaria de los productos del mar de Noruega a través de su página dedicada.