Los sistemas de trazabilidad permiten conocer la información de los pescados a lo largo de la cadena alimentaria. Desde la zona de captura hasta la llegada a su destino. Por ello es fácil saber todos los datos del bacalao noruego.

Nuestro país ha sido uno de los primeros en el mundo en introducir este sistema, ayudándonos a cimentar nuestra condición de pioneros en la industria. Es una parte fundamental de nuestra gestión de los productos del mar y fortalece la confianza de los consumidores en la fiabilidad de bacalao noruego.

Para nosotros, la trazabilidad es la clave.

CAPTURAS CERTIFICADAS

La pesca ilegal, no declarada y no reglamentada no tiene cabida en un futuro sostenible. Nuestros estrictos cupos y proceso de administración aseguran que en nuestras aguas la cifra sea casi inexistente, y prevenimos que la pesca IUU entre en el mercado de la UE.

Los certificados de captura nos permiten perseguir este objetivo. Por ley, todo el comercio de pescados salvajes, por la ley tiene que ser gestionado a través de las cofradías. En la práctica, los pescadores informan de sus capturas a las asociaciones, que venden en su representación.

En el proceso, la captura tiene que estar certificada, y debe mostrar la zona de captura y la garantía de que legalmente cumple con todas las normas. Estos certificados son presentados a la Autoridad Noruega de la Pesca y a la Secretaría de Pesca. 

Cadena de custodia

El requisito para la certificación significa que desde la captura hasta su consumo el pescado puede ser controlado y gestionado a través de la cadena de suministro. Es un sistema de seguimiento integral y pionero, y que colabora en la sostenibilidad de nuestra industria.